Guia Sobre Ergonomía en el Puesto de trabajo.

 La Ergonomía busca que el hombre y la tecnología trabajen en completa armonía, diseñando y manteniendo los productos, puestos de trabajo, tareas, equipos, etc, en consonancia con las características, necesidades y limitaciones humanas.
Dejar de considerar los principios de la Ergonomía llevará a diversos efectos negativos que “en general” se expresan en lesiones, enfermedad profesional, o deterioros de productividad y eficiencia.
El ser humano fue inteligentemente diseñado para estar en movimiento durante el día y reposar durante la noche, aún cuando descansamos fluyen las hormonas, circula la sangre, y las neuronas mandan señales.
Sin embargo, la civilización nos ha ido «encadenando» cada vez más a las sillas, primero las máquinas de escribir y ahora las computadoras, las personas pasan sentadas más tiempo que nunca antes en la historia, sobre todo en las oficinas y si además adoptamos malas posturas.
Por tales razones, la Ergonomía como rama de la Seguridad y Salud en el Trabajo, ha desarrollado una sub-disciplina: la ergonomía de oficina, cuyo objetivo es corregir y diseñar el ambiente de trabajo con vistas a disminuir los riesgos asociados a este tipo de labor (movilidad restringida, posturas inadecuadas, mala iluminación, ruidos etc.) y sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del trabajador (lesiones musculo-esqueléticas en hombros, cuello, mano y muñecas, problemas circulatorios, molestias visuales etc.). Debido a ello, las Organizaciones que fabrican muebles y equipos de oficina se enfocan cada vez más, en brindar un diseño que refleje correctamente los avances en esta ciencia.
La prevención de riesgos laborales en el trabajo de oficina depende, en gran medida de que el equipamiento que se compre cumpla con los requisitos mínimos de calidad ergonómica para disminuir una buena parte de las molestias de tipo postural tan frecuentes en esta labor.

PROBLEMAS MÁS COMUNES EN LOS TRABAJADORES DE OFICINAS:

_ Dolores Espalda, Cervicales relacionados con el asiento y la postura adoptada en el mismo. 

_ Distancia Inferior a 1.10m de fonda para poder mover la silla libremente.

_ Largos periodos en la misma postura sin hacer descansos para estirar las piernas.

_ No cumplir con distancia mínima de 60cm entre los ojos y la pantalla del ordenador.

_ No guardar la distancia mínima aconsejada de 10cm, entre el teclado y el borde de la mesa.

_ Reflejos en la pantalla del ordenador que obligan a forzar la vista y la postura.

_ Altura de la superficie de trabajo inadecuada.

_ Posición Incorrecta del monitor.

_ Mouse no ergonómico y su dificultad en el manejo.

A continuación se brindan algunas de las soluciones a los problemas más comunes en los trabajadores que hemos mencionado:

01_Como sentarse Correctamente.

1º_Ocupar toda la superficie del asiento, sólo así nos apoyaremos correctamente en el respaldo

2º_ Ajustar la altura del respaldo para que el refuerzo lumbar de la silla se adapte correctamente a la “S” que forma nuestra columna vertebral.

3º_Ajustar de forma exacta la altura del asiento hasta conseguir que los brazos descansen, en paralelo sobre la mesa, y formen ángulo recto con el codo. Los pies deben estar en total contacto con el suelo y las rodillas deberán formar un ángulo de 90º.

4º_Sentarse dinámicamente. Es decir, utilizar una silla o un sillón que ofrezca la posibilidad de cambiar constantemente de postura (recta, inclinada y reclinada). Evitaremos la presión lateral negativa de los discos intervertebrales y el cansancio que dicha presión provoca.

Características técnicas de una silla de trabajo ergonómica:

Movilidad:

La silla de trabajo debe tener ruedas y darte la posibilidad de girar para permitir la movilidad y acceso a todos los elementos de trabajo a la vez que permite hacer movimientos de relax. 

Suave curvatura en cascada del asiento: 

El borde de la silla alivia la presión sobre los vasos sanguíneos de los muslos y previene el entumecimiento de las piernas, los pies fríos y las venas varicosas. El borde delantero de asiento debe inclinarse suavemente hacia abajo para no presionar el muslo.

Acolchado de asiento y respaldo:

Es un error comprar sillas muy mullidas porque con el tiempo el acolchado adopta la forma de nuestra mala postura. Lo ideal es una silla que tenga un acolchado duro de dos a tres centímetros de espesor. 

Profundidad del Asiento: La profundidad del asiento será correcta cuando la parte inferior de las rodillas no toque el asiento, de este modo evitaremos presiones en esta zona.

Soporte Lumbar:

No se trata de que la silla tenga una zona acolchada en la espalda sino que esta prominencia mantenga la curvatura natural del hueco que se produce en la espalda cuando estamos sentados.

Altura del respaldo:

Debe llegar como mínimo hasta la parte media de la espalda (debajo de los omóplatos).

Altura del Asiento:

Tiene que ser regulable y su altura al menos tiene que permitir que nuestros muslos formen un ángulo de 90% con el suelo. El fin de esta posición es transferir el peso corporal a través de los glúteos y no de los muslos. 

Apoya piés:

Solo es necesario si la altura de la silla no le permite tener los muslos a 90º con el suelo. El apoyapié tiene que ser antideslizante tanto en la superficie de apoyo como en su base.

Apoya Brazos:

Tienen que estar algo retrasados con respecto al borde del asiento para permitir acercarse a la mesa con comodidad. Los apoyabrazos sirven para dar apoyo y descanso a los hombros, brazos y aliviar la tensión muscular en ambos.

02_ Trabajo De pie.

El trabajador debe evitar largos períodos de pie de forma estática. La actividad de los músculos de las piernas actúa como una válvula y ayuda a las venas a devolver la sangre al corazón. Si se mantiene la misma posición por mucho tiempo esta se reduce, lo que provoca la hinchazón de las extremidades inferiores. No obstante, si fuera necesario mantener esta posición se recomienda, para reducir la curvatura excesiva en la espalda y molestias en la zona lumbar, elevar levemente un pie alternándolo cada cierto tiempo.

03_Iluminación en el Puesto de Trabajo.

Las fuentes de luz deben colocarse de manera que eviten los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla o en otras partes del equipo.


Los puestos de trabajo deberán instalarse de forma que las fuentes naturales de luz tales como ventanas y otras aberturas, tabiques transparentes o translúcidos y los equipos o tabiques de color claro queden paralelos a la pantalla, ni frente ni detrás para evitar el deslumbramiento directo y la producción de reflejos molestos en la pantalla. Jamás, por huir de los reflejos, coloque el ordenador en una posición incorrecta que le obligue a trabajar con torsión de tronco y/o cuello. (Figura 5)
Las ventanas y aberturas deberán estar equipadas con persianas o cortinas para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.
Se deben usar filtros de pantalla para disminuir o anular el reflejo de la luz y las emisiones de radiación. Los reflejos producen un mayor esfuerzo de la visión.